El sistema de control de accesos a zonas restringidas al tráfico, no hace uso de barreras físicas de detención, ni bolardos o pilonas. Se basa en un sistema de listas de matrículas con el acceso autorizado. Si la matrícula del vehículo que pasa por delante del sistema no se encuentra en la lista, el sistema registra el paso a la zona restringida mediante 6 fotografías (una de ellas con el detalle de la matrícula), un vídeo y un fichero de texto con los datos necesarios para iniciar el expediente de sanción, si fuera el caso, y lo envía al sistema de gestión de denuncias.