Servicio específicamente diseñado para registrar excesos de velocidad de vehículos en tramos de vías urbanas o interurbanas, recabando e integrando las pruebas de infracción con el sistema de gestión de expedientes de sanción del Ayuntamiento o Diputación. De esta manera se consigue reducir notablemente la siniestralidad provocada por sobrepasar los límites de velocidad fijados, favoreciendo la pacificación del tráfico.