Sanecan Madrid para la recogida de excrementos caninos está concebido para mejorar el entorno urbano, contribuyendo no sólo a preservar el aspecto estético de las calles y aceras, sino a la simplificación de las tareas de limpieza viaria. Sanecan es un sistema de carácter participativo, que permite al usuario sentirse un elemento fundamental para el buen funcionamiento del servicio.

Está fabricado en acero, lo que lo convierte en un recipiente apto para soportar con firmeza todo tipo de agresiones externas. La parte superior es de chapa de acero I.H.A.F.-112 de 2 mm de espesor, y consta de dos dispensadores de bolsas-guante con capacidad para ubicar 100 unidades en cada uno de ellos. En la parte central se encuentra el cuerpo del contenedor, fabricado con el mismo material que el dispensador, en su interior alberga una bolsa de 55 litros destinada a recibir las bolsas-guante una vez usadas por el usuario.

Para evitar aperturas no deseadas por personal ajeno al de recogida y mantenimiento, se ha incorporado una cerradura de tipo triangular. Todos los materiales son tratados contra la oxidación mediante cincado en caliente aplicado una vez finalizado el proceso de fabricación.

La pintura está compuesta de una resina de poliéster en polvo para exteriores endurecida al horno, con una capa de imprimación uniforme calibrada según norma ISO 2808-1974 y aplicada sobre las superficies previamente desengrasadas, fosfatadas y cromatizadas. Su acabado anti grafiti le permite protegerse de pintadas hechas con sprays, betunes, etc, siendo retiradas con suma facilidad.