Sanecan Olimpia para la recogida de excrementos caninos está concebido para constituir una mejora del entorno urbano, contribuyendo no sólo a preservar el aspecto estético de las calles y aceras, sino a la simplificación de las tareas de limpieza viaria. El Sanecan es un sistema de carácter participativo, que permite al usuario sentirse un elemento fundamental para el buen funcionamiento del servicio.

Sanecan Olimpia, a diferencia del resto de modelos, incorpora el polietileno de alta densidad como materia prima fundamental para su elaboración mediante el procedimiento de rotomoldeo en contenedor y tapa, a los cuales se une un soporte metálico para proporcionar rigidez a la estructura y estabilidad a la fijación al pavimento.

El contenedor posee en un cesto troncocónico de polietileno de 6 mm de espesor. En su interior cuenta con otro cesto de menor tamaño, también de polietileno, que sirve como depósito para los excrementos caninos. La superficie exterior de contenedor y tapa presenta un acabado corrugado mediante estrías verticales y terminación granulada mediante “chorro de arena” que impide la adherencia de carteles o adhesivos publicitarios. Asimismo, cuenta con la aplicación de un producto hidrofugante, incoloro e inodoro que debilita la acción de grafitis.

Todos los materiales de carácter metálico empleados son tratados contra la oxidación mediante un proceso de kataforesis. El polietileno de alta densidad (material reciclable al 100%) utilizado en la fabricación del sanecan Olimpia cumple con las exigencias de la norma relativa a la resistencia a la combustión ASTM-D 1926-68 no produciéndose en ningún caso contaminantes que puedan perjudicar al medio ambiente.